martes, 6 de enero de 2015

RESEÑA: Los boys de Junot Díaz

Literatura recomendada

Esta reseña fue publicada recientemente en el blog del colectivo El Alacrán, un grupo del que cabe esperar grandes propuestas. Basta decir que ya inauguraron sus ambiciones con la organización de un festival en Zapatoca, un pueblo en el oriente colombiano.

He aquí su blog: http://blogalacran.tumblr.com/
Y su facebook: https://www.facebook.com/colectivoelalacran?fref=ts

Título en español: LOS BOYS
Título original: DROWN
Autor: JUNOT DÍAZ
191 páginas
Editado por Debolsillo
Traducción de Eduardo Lago

 Los boys es un libro de cuentos crudos.  Se cuenta la historia de una familia dominicana ejemplar que mantiene su unión gracias a la violencia que se sufre en silencio. Los niños han sido abandonados por su padre y la madre tiene que sudar en una fábrica de chocolates para conseguir algo de comer. Si no hay dinero, los hijos deben quedarse un tiempo en casa de sus tíos, donde conocen la opulencia pero también el aburrimiento. Sería fácil acusar al padre como el culpable de haber destrozado una familia, pero prefiero no caer en estupideces de feminista reciclada. El padre puede confundirse como el único victimario porque golpea a su hijo si este llega a vomitar el interior de la camioneta, porque mantiene controlada a su mujer con una mirada punzante, porque se larga a Estado Unidos y monta allá una nueva familia con cualquier zorra.  El padre dominicano, sin embargo, es víctima de una ilusión, la promesa de un futuro mejor. Los Boys es un libro que muestra cómo Republica Dominicana, hundida en la miseria,  piensa en Estados Unidos como el salvador. El abuelo recuerda que antes los dominicanos se dedicaban a su tierra y a su gente, pero ahora todos tienen los ojos y los sueños en otra tierra. Una tierra extraña que guarda sufrimientos para aquel ciudadano que ha decidido convertirse en inmigrante.

 Ojalá nadie se crea ya esa mentira de que los niños son unos santos. Los niños son crueles y Junot Díaz escribe para que uno arrugue el entrecejo por la impresión de lo que está sucediendo. Dos cuentos de este libro tienen como protagonista a Sin Cara. Un cerdo arrancó de un mordisco el rostro de este niño que ahora es burla de los demás. Le lanzan piedras, le rompen botellas. La esperanza de los padres de Sin Cara es ponerlo en manos de cirujanos gringos. Junot Díaz, además, expone la sexualidad infantil sin escándalo. Dos hermanitos pelean por una mujer pero sólo uno tendrá el olor de su victoria en el índice derecho. Cuando estos niños crezcan, y para ello sólo es necesario pasar la página, venderán drogas en un viejo carro que los transporta por la ciudad o sentados en una esquina mientras juegan dominó. “Aurora” es un título paradójico para un cuento en el que nunca va a amanecer. Narra la historia de amor entre una drogadicta y un joven vendedor de drogas.

 Junot Díaz narra en cada cuento cómo una vida es rota, cómo perseguir los sueños trae pesadillas, cómo la decisión de otra persona destruye tu vida. Cuando algo importante va a ocurrir en la historia, un párrafo retrospectivo interrumpe el hilo para regresarnos al pasado y explicarnos el motivo de lo que está ocurriendo en el presente.  La maestría de Junot Díaz está en contar la historia de un barrio, quizá de una ciudad entera, a través de dos personajes.

OTROS ENLACES DE INTERÉS:

0 comentarios:

Publicar un comentario